Economía Circular

“La economía circular se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos, donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos”

Hay múltiples definiciones de lo que se entiende por una economía circular.

La Fundación Ellen MacArthur (2013, Towards the Circular Economy 1) la define como “un sistema vivo que crea valor asociado al uso de los productos, en vez de asociado al consumo de recursos y energía”. Para ello, sostiene que “la durabilidad de los productos y recursos es la clave”.

Los principios básicos de la economía circular son utilizar recursos no tóxicos, el diseño para el desmontaje y emplear energías de origen renovable. 

 

Según los datos publicados en 2013 por ‘National Climatic Data Center’, es realmente urgente la necesidad de tomar caminos más eficaces y respetuosos con el medio ambiente.

Nos encontramos en un momento decisivo sobre el futuro de nuestro planeta y es imprescindible aplicar medidas para conseguir redireccionar ésta alarmante situación. 

Concentración de CO2 en la atmósfera

La economía capitalista ha adoptado un modelo lineal. Extrae las materias primas del medio natural y las usa para producir objetos que se usan y se tiran con rapidez. Gastamos más de lo necesario para producir, ensuciamos nuestro medio ambiente y al mismo tiempo aumentamos innecesariamente el coste de la vida. Sin embargo, la economía circular es un modelo económico basado en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los recursos de forma que se produzcan los bienes y servicios necesarios al tiempo que se reduce el consumo y el desperdicio de energía, agua y materias primas.

En lugar de la cultura de usar y tirar vamos a adoptar una de durar, reparar y reciclar.

¡Únete a la Ecoeficiencia!